Las veracruzanas, una causa muy ciudadana

FacebooktwitterFacebooktwitter

Defendemos la progresividad de nuestros derechos políticos, incentivando la participación política efectiva de las mujeres a través del impulso de nuestra agenda política de género, además de la capacitación como herramienta que permite el reconocimiento de las capacidades de la mujer ante los retos que acontecen en nuestro país

 
Maribel Ramírez Topete
Integrante Comisión Operativa Nacional
Vicecoordinadora Nacional de Mujeres en Movimiento
twitter: @mabelrt80v
 
 
 

El impacto de las reformas constitucionales en materia de paridad y violencia política en México, y por consecuencia en cada entidad federativa, deben verse reflejadas y dirigidas en el impulso de liderazgos locales femeninos, con el fin de lograr el empoderamiento de las mujeres en su participación política. Nuestro deber es generar acciones para la prevención y la sensibilización, teniendo como meta la erradicación de la Violencia Política contra las Mujeres en razón de Género (VPMG).

Como integrante de la Comisión Operativa Nacional y vicecoordinadora nacional de Mujeres en Movimiento, trabajo por las causas de las mujeres, una de las cuales es dar a conocer los avances en materia electoral. En este sentido, defendemos la progresividad de nuestros derechos políticos, incentivando la participación política efectiva de las mujeres a través del impulso de nuestra agenda política de género, además de la capacitación como herramienta que permite el reconocimiento de las capacidades de la mujer ante los retos que acontecen en nuestro país.

Visibilizar a la mujer para que pueda acceder a los espacios públicos y de decisión, no como cuota numérica sino de manera sustantiva, porque no hay democracia ni partidos políticos sin mujeres. Entenderlo desde el punto de vista de representatividad social, porque somos el 52 por ciento del electorado y porque las mujeres somos la suma de las diversidades.

Impulsar acciones desde lo local con esta visión, nos permitirá construir un nuevo trato. Como ejemplo de lo anterior, quiero compartir el sentir de la mujer veracruzana e ilustrar cómo la incidencia política puede ser un agente de cambio.

La mujer veracruzana tiene derecho a ser parte de los espacios de participación política y representación ciudadana; acceder al poder para existir y exigir la posibilidad de un cambio que permita construir una nueva cultura que pondere al respeto incondicional de los derechos humanos de las mujeres para construir Patria, impulsando una visión global para el actuar local.

Las reformas en materia de VPMG aprobadas el pasado 13 de abril por el Congreso de la Unión, y en consecuencia por el Congreso del Estado de Veracruz, representan un importante avance para que el Estado mexicano garantice el ejercicio pleno de los derechos políticos y electorales de las mujeres, y con ello robustecer la vida democrática nacional.

Ante ello, y de cara al proceso electoral federal y de los 32 procesos electorales locales, donde más de 21 mil cargos públicos se renovarán en 2021, hay que subrayar que 1,107 pertenecen al estado de Veracruz. En el marco del Día internacional para la erradicación de la violencia contra las niñas y mujeres, el Organismo Público Local de Veracruz aprobó los lineamientos para que los partidos políticos prevengan, atiendan sancionen, reparen y erradiquen la VPMG, y se garantice a las mujeres veracruzanas el ejercicio de sus derechos. Las veracruzanas contamos con las reglas que los actores políticos deberán seguir en la materia en esta próxima contienda electoral.

La reciente Reforma Integral a “Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 13 de abril del 2020, dio origen a diversos lineamientos y actuaciones que resumiría en los siguientes puntos:

  • Primero: Actualmente se prevén medidas cautelares y de reparación del daño por VPMG, que se sustanciarán a través del Procedimiento Especial Sancionador (PES), con plazos muy cortos para una reacción oportuna que conduzca al resultado que buscamos, que es detener la conducta violadora. Este nuevo modelo de acceso a la justicia ha puesto a México como referente mundial respecto del trato a las víctimas.
  • Segundo: Se logra identificar un catálogo de conductas que determinan la VPMG con la “Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”, que es la base de seguridad política para el ejercicio de sus derechos políticos. En su artículo 20 BIS y 20 TER encontramos la definición, conceptualización y conductas específicas de la VPMG, que nos permiten identificar las resistencias o el Backlash que persisten en la práctica político-electoral. Podemos apreciar entonces que la violencia limita los derechos políticos y tiene como efecto secundario inhibir la participación política de la mujer.
  • Tercero: A consecuencia de esta Reforma Integral, el INE ha emitido diversos lineamientos, los cuales vemos muy positivos porque dan luz para que los partidos políticos puedan tomar sus decisiones de la mejor manera, considerando los siguientes acuerdos:
    • Se logra tener un “Registro Nacional de Personas Sancionadas por VPMG”, emitido por el INE; un gran avance y mecanismo de cooperación en el combate a la violencia política contra las mujeres en razón de género. Hoy es un requisito ineludible no estar en este supuesto para poder ser candidatos o candidatas en las elecciones venideras.
    • El reconocimiento de la iniciativa” 3 de 3” contra la violencia es un avance significativo, ya que, si bien es cierto que un requisito para ser candidato a cargos de representación popular es demostrar el modo honesto de vivir, esta iniciativa puede ser un indicador por medio del cual midamos este requisito, a través del acuerdo del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, aprobado el 28 de octubre del 2020, que consiste en:
  1. No contar con antecedentes de denuncia, investigación y/o procesamiento y, en su caso, no haber sido condenado o sancionado mediante resolución firme por violencia familiar y/o doméstica, o cualquier agresión de género en el ámbito privado o público.
  2. No contar con antecedentes de denuncia, investigación y/o procesamiento y, en su caso, no haber sido condenado o sancionado mediante resolución firme por delitos sexuales, contra la libertad sexual o la intimidad corporal.
  3. No estar inscrito o tener registro vigente como deudor alimentario o moroso que atente contra las obligaciones alimentarias, salvo que acredite estar al corriente del pago o cancele en su totalidad la deuda ante las instancias que así correspondan. Si bien en esta etapa este mecanismo sería adoptado por propia voluntad por quienes aspiran a una candidatura y bajo protesta de decir verdad para demostrar su compromiso por erradicar la violencia, su implementación y aprobación en Veracruz fue votada el pasado 25 de noviembre, en el marco del Día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres por unanimidad ante del Organismo Público Local de Veracruz.
  • Cuarto: el pasado 9 de diciembre se firmó el Manifiesto Nacional de los Partidos Políticos por una Democracia Paritaria y Libre de Violencia de Género como mecanismo interno de acción afirmativa por parte de los partidos políticos. Esto brindará mayores garantías para erradicar cualquier tipo y modalidad de violencia contra las mujeres en razón de género, logrando con ello un marco normativo progresista a favor de los derechos políticos y electorales, específicamente en lo referente a la violencia política contra las mujeres en razón de género, en cualquier momento que esta ocurra.
  • Quinto: Se logró la firma de un Pacto Nacional de los Partidos Políticos, que consiste en un manifiesto de cinco puntos:
    • 1. Promover protocolos y mecanismos especializados en violencia política en razón de género con enfoque en derechos humanos y perspectiva de género para eliminar las causas estructurales de la violencia.
    • 2. Se comprometerán a respetar y cumplir la “3 de 3” contra la violencia para evitar registros de candidatos: deudores de pensión alimenticia, agresores sexuales y agresores en razón de género en el ámbito familiar.
    • 3. Fortalecer el liderazgo femenino garantizando el principio paridad en las candidaturas a cargos de elección popular.
    • 4. Promover y diseñar campañas internas y externas de comunicación para sensibilizar sobre la paridad como principio democrático, los derechos político-electorales de las mujeres y la prevención y erradicación de la violencia política en razón de género.
    • 5. Impulsar, a través de sus medios de comunicación, campañas que presenten a las mujeres de forma justa, respetuosa y diversa, eliminando prejuicios y estereotipos sexistas.

Hoy más que nunca las mujeres debemos estar informadas sobre los derechos que hemos ganado. Reconozco que en esta lucha tenemos grandes aliados y desde la dirigencia nacional de nuestro Instituto político, Movimiento Ciudadano, hay un firme propósito de erradicar la violencia contra las mujeres en razón de género.

Porque Veracruz será feminista, o no será.

FacebooktwitterFacebooktwitter