CULTURA
Nahui Olin. La Mirada Infinita

FacebooktwitterFacebooktwitter

Desde el 15 de junio hasta el 9 de septiembre se presentará la exposición Nahui Olin. La Mirada Infinita, en el Museo Nacional de Arte, donde se exhiben tanto cuadros como ilustraciones y fotografías sobre la artista mexicana

Rosario Ochoa

No cabe duda de que después de la Revolución Mexicana [1910-1920], nuestro país fue un cultura_1semillero cultural y, contrario a lo que se podría pensar, la mujer jugó un papel muy importante. La vida y obra de Carmen Mondragón, bautizada por el pintor mexicano Gerardo Murillo (Dr. Atl) como Nahui Olin, que en náhuatl significa “cuarto movimiento”, es de lo más interesante, y aunque irónicamente se fue dejando en el olvido, poco a poco ha salido a la luz más información sobre su vida y obra. Y justamente, como comenta Mariano Meza, curador de la exposición, parece ser que el 2018 es el año Nahui Olin, pues se acaba de reeditar el libro de la periodista Adriana Malvido, A través del Sol, y que ahora lleva el nombre de la artista, además de la exposición y la película que actualmente se está rodando sobre este gran referente en la vida cultural mexicana.

El cuadro con el que comienza la exhibición es impresionante porque refleja a la perfección la intensa mirada de la artista; es una obra de Gerardo Murillo, Dr. Atl, “circa 1922”, y da pie a encontrarnos con una mujer de belleza indiscutible. Más adelante se encuentran algunas ilustraciones y cuadros que realizó la artista.

Una de las razones por las que resulta imprescindible visitar esta exposición es la reivindicación de una mujer liberal, apasionada, camaleónica, que sabe portar su belleza y que nada la detiene. Además de ser una artista que lo mismo juega con su cuerpo frente a la cámara como con su pelo, dejándolo en ocasiones rizado, lacio o incluso rapado, como una especie de renovación de sí misma.

A través de su obra también se va descubriendo a una mujer muy pasional y liberal en su vida amorosa, que se mostraba como toda una musa ante artistas de la talla de Edward Weston o Jean Charlot. Aunque en sus pinturas no se evidencie una técnica muy rigurosa, la experiencia va más allá de eso, es decir, Carmen nos deja entrar hasta lo más íntimo de su vida y su percepción.

Mariano Meza puntualiza que Carmen fue parte y resultado de su época, pero en mi opinión, el muralismo, y me atrevería a decir que el machismo, la fueron opacando, por lo que ésta es una buena oportunidad para conocer a una mujer postrevolucionaria desde una nueva mirada.

Además, el curador apuntó que Carmen Mondragón y Rosario Cabrera fueron las dos únicas mujeres seleccionadas para acompañar a una delegación de 18 artistas mexicanos que tuvieron la oportunidad de exponer en Nueva York, como parte de un proyecto impulsado por José Vasconcelos en 1923; donde Diego Rivera tuvo mucho peso en la selección de los artistas. Asimismo, fue la primera mujer mexicana en pertenecer al acervo del Museo de Arte Moderno de Nuevo York, el cual adquirió una de sus obras ene 1939, según comenta Mariano Meza.

Por otro lado, es gracias a Tomás Zurián, investigador que lleva varios años indagando sobre su vida y obra, así como a la periodista Adriana Malvido, que hemos podido conocer más acerca de la vida de esta gran artista mexicana.

FacebooktwitterFacebooktwitter