Juventudes del mundo unidas por una política sin fronteras

FacebooktwitterFacebooktwitter

Los foros se basaron en la discusión sobre qué se debe hacer para que los jóvenes construyan una relación de mutua confianza con los candidatos que los representan

Sergio Gil Rullán

Sergio Gil Rullán
Coordinador Nacional de Jóvenes en Movimiento
@SergioGilR

La Unión Internacional de Juventudes Socialistas (IUSY, por las siglas que corresponden a “International Union Of Socialist Youth”) es la organización política juvenil más grande del mundo. En ella participan 150 organizaciones y más de 100 países, lo que la convierte en una de las organizaciones más importantes a nivel global, agrupando a cientos de jóvenes de diferentes países que participan con el objetivo de intercambiar ideas, conocer proyectos y, sobre todo, crear alternativas y soluciones a los problemas que viven en sus entornos.

 

Se trata de una organización comprometida con generar nuevas formas de participación política, que busca incluir la voz de todos para lograr cambios políticos y sociales a nivel mundial.

Cada dos años, los miembros de esta organización, invitados especiales y observadores se reúnen en el “Festival Mundial de la IUSY”, realizado por jóvenes y para jóvenes con el objetivo de crear espacios de participación tales como debates, mesas redondas, ponencias y una serie de actividades que exponen los problemas políticos y sociales del mundo. El pasado mes de julio, tuve la oportunidad de asistir como observador y representante de Jóvenes en Movimiento y de Movimiento Ciudadano. El país que fungió como sede y que albergó a los miles de jóvenes que participaron en las actividades de este festival fue Albania.

Las actividades comenzaron cuando el presidente electo del país anfitrión, Ilir Meta, dirigió unas palabras de bienvenida a los miles de jóvenes que se encontraban en el campamento. En esta ocasión el tema central del Festival Mundial fue “No vemos fronteras”.

Los asistentes compartimos experiencias, formas de organización y de trabajo con cientos de jóvenes y con los representantes de organizaciones como Alianza Progresiva (PA, por las siglas que corresponden a “Progressive Alliance”), Partido de los Socialistas Europeos (PES, por las siglas que corresponden a “Party of European Socialist”) y Jóvenes Socialistas Europeos (YES, por las siglas que corresponden a “Young European Socialists”), entre muchas otras.

Los foros se basaron en la discusión sobre qué se debe hacer para que los jóvenes construyan una relación de mutua confianza con los candidatos que los representan, abordando las problemáticas de la política actual y tomando como eje de observación los distintos modelos de gobierno y las alternativas que se generan a partir de proyectos que buscan resolver estos problemas en el mundo.

Por otra parte, algunos de los debates centraron su atención en los derechos humanos y la igualdad; por ejemplo, el de Alianza Progresiva centró su tema de discusión en qué se debe hacer para crear narrativas progresistas para la justicia y la humanidad, contando con la participación en la mesa de debate de Gregorio Ramón Tingson (vicepresidente de Akbayan, Filipinas), Alejandro Chanona (presidente de la Fundación Lázaro Cárdenas, México), Alfredo Lazzeretti (secretario general del Partido Socialista de Argentina) Johanna Ortega Ghiringhelli (secretaria internacional del Partido por un País de Solidaridad de Paraguay) y Howard Sotavento.

Algunas de las ponencias estuvieron a cargo de Howard Lee (presidente de la IUSY) y de Kejdi Mehmetaj (vicepresidenta de la IUSY), quienes resaltaron que el objetivo principal del Festival es convertirse en una plataforma para la formación de nuevas políticas públicas internacionales.

Los asistentes a este evento señalaron que el mundo vive y se enfrenta a grandes problemas como la desigualdad social, la pobreza, los empleos precarios y malos sueldos; el cambio climático y, por ende, el deterioro del medio ambiente; la violación a los derechos humanos con políticas de migración severas que ponen en riesgo a miles de personas, entre muchos otros, y afirmaron que se debe actuar de inmediato para solucionar todos estos conflictos, ya que en un mundo que está en un proceso de cambio constante las respuestas y soluciones deben ser inmediatas.

Como parte de las actividades de clausura del Festival, el primer ministro electo del país anfitrión, Edi Rama, se reunió con los asistentes para dialogar cara a cara sobre sus experiencias en el “IUSY Festival 2017”. La participación de los jóvenes en este Festival dejó en claro que aún queda mucho trabajo por hacer y que debe ser constante, propositivo y participativo para lograr que los jóvenes, como futuros representantes de los distintos países, se comprometan y asuman la responsabilidad de construir un proyecto con bases sólidas. De esta manera les será posible cambiar los parámetros establecidos, repensando, analizando y entendiendo los contextos en los que viven para poder convertirse en el poder de cambio que el futuro necesita, y así juntos hacer de este mundo un mejor lugar para todos.

FacebooktwitterFacebooktwitter