Renunciar a bonos millonarios es una cuestión de ética

Renunciar a bonos millonarios es una cuestión de ética
FacebooktwitterFacebooktwitter

Diputados en MovimientoLos Diputados Ciudadanos iniciamos esta legislatura marcando una agenda de austeridad, transparencia y combate a la corrupción, por eso renunciamos a los seguros de vida y gastos médicos y presentamos un código de ética que hemos cumplido a cabalidad; por que, al cierre del periodo, lo más responsable y digno que podemos hacer es mantenernos del lado de la gente.

Por eso tomamos la decisión de renunciar a OCHO millones de pesos de una subvención extraordinaria. No aceptaremos bonos disfrazados, no vamos a participar en el uso indebido de más de 180 millones de pesos al recibir una partida que no necesitamos, porque todos los diputados tenemos ya un sueldo privilegiado, que nos compromete a actuar con responsabilidad.

Este recurso es un excedente del presupuesto 2015, y no existe justificación alguna para que se reparta discrecionalmente entre las distintas fracciones de la Cámara. No vamos a prestarnos al reparto irregular y discrecional de dinero público: el dinero de la gente no es botín que puedan repartirse.

Los diputados debemos entender que afuera la vida es cada vez más difícil, mientras aquí dentro hay quienes se comportan como si no pasara nada. Mientras en todo el país la vida es cada vez más difícil, los hospitales no tienen medicamentos, y los sueldos cada vez son menores, resulta que aquí nos repartimos un bono de 300 mil pesos por cada diputado. ¿Qué nos hace pensar que somos diferente al resto de los mexicanos?

Tenemos que avanzar hacia una verdadera austeridad. Seamos honestos con los mexicanos. Empecemos a adelgazar el presupuesto de la Cámara de Diputados y las percepciones que no necesitamos y que no son justas. Hoy, por ejemplo, sabemos que estos 180 millones no se necesitan y, por lo tanto, no tendrían que estar en el presupuesto de la Cámara para el siguiente año; ese dinero tendría que destinarse a cubrir las carencias del país en educación, salud, becas de niños que no tienen para estudiar y familias que apenas tienen para comer.

Los Diputados Ciudadanos ya devolvimos este recurso, solicitando se destine a acatar las recomendaciones en materia de cuidado ambiental hechas por el Grupo Eco Puma de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a esta Cámara de Diputados en marzo del año en curso.

En su diagnóstico, la UNAM señala que la Cámara de Diputados es un “organismo y edificio altamente contaminante”, y plantea una serie de recomendaciones específicas para el manejo de residuos, reciclaje, ahorro de energía, manejo del agua, entre otros rubros que no sólo representarían prácticas adecuadas para el cuidado del medio ambiente, sino políticas de ahorro acordes a lineamientos de austeridad y optimización de recursos.

Los Diputados Ciudadanos solicitamos que los recursos económicos que se están devolviendo sean empleados en su totalidad al diseño e implementación de un programa de trabajo para dar cumplimiento a las recomendaciones la máxima de estudios del país.

FacebooktwitterFacebooktwitter